Fecha de caducidad o Fecha de consumo preferente

Aunque parezca que la fecha de caducidad y el consumo preferente son lo mismo, no lo son. Algunos consumidores suelen confundir estos dos términos. Es por eso que la mayoría de las veces, los alimentos cuya etiqueta indica, “consumir preferentemente hasta” van directamente a la basura. Aunque se podían haber consumido perfectamente. Y lo peor de todo, es que estos alimentos podían haberse consumido sin ningún problema.

El principal problema que encontramos con esta mala interpretación de fecha de caducidad y fecha de consumo preferente es que desperdiciamos una gran cantidad de comida. Según los expertos, los españoles llegamos a tirar alrededor de 300 euros al año en comida. Toda esta comida podría haberse encontrado en buen estado y podía haberse consumido. Entonces, si la “fecha de caducidad” es diferente a la fecha de consumo preferente, ¿qué significa todo esto? ¿Por qué algunos productos no tienen fecha de caducidad? ¿Cómo puede esto ayudar a evitar el desperdicio de alimentos?

¿Qué significa fecha de consumo preferente?

La fecha de consumo preferente garantiza que ciertas propiedades del producto son efectivas hasta este punto. Una vez que la fecha ha pasado, puede perder su frescura, sabor, aroma o nutrientes. Pero esto no significa necesariamente que el alimento ya no sea seguro para comer.  Para decidir si el alimento todavía es comestible, uno debe confiar en sus sentidos (vista, olfato y gusto). El producto no debe consumirse si el sabor se ha visto comprometido, el olor y la apariencia es extraña o presenta una consistencia extraña. Nota: esto sólo se aplica a productos no abiertos y estables en el lineal. Una vez que un producto sellado se expone al aire, es propenso a la contaminación. Por lo tanto, la fecha de consumo preferente ya no se aplica a ella.

consumir preferentemente antes del

¿Se pueden vender alimentos después de su fecha de consumo preferente?

Una fecha de consumo preferente expirada no desencadena una prohibición de venta. En el comercio de alimentos y bebidas, los productos que están cerca de su fecha de caducidad o que ya han pasado su fecha de caducidad suelen recibir una reducción de precios con el fin de aumentar las ventas.

¿Cuál es la diferencia entre la fecha de caducidad y la fecha de consumo preferente?

Las fechas de caducidad indican a los consumidores el último día en que un producto es seguro de consumir. Por otro lado, la fecha de consumo preferente, le indica que el alimento ya no está en su forma perfecta a partir de esa fecha. Puede perder su frescura, sabor, aroma o nutrientes. Esto no significa necesariamente que el alimento ya no sea seguro para comer. La fecha de caducidad es básicamente un indicador de calidad.

Vida útil de un alimento ¿qué es?

Existe también la vida útil de un alimento. Este se refiere al periodo que transcurre desde que se elabora un alimento hasta que deja de tener una calidad apta para su consumo. Marca el tiempo durante el que el alimento es apto para consumirlo o el periodo en el que mantiene sus características en perfectas condiciones para el consumo.

Alimentos exentos de indicar fechas de consumo

Alimentos exentos de indicar fechas de consumo

Hay cierta clase de alimentos que no están obligados a mencionar ni fecha de caducidad ni fecha de consumo preferente. Entre ellos encontramos las frutas y las hortalizas frescas así como las patatas (siempre que no hayan sido sometidas a ningún tratamiento). También es el caso de los vinos, vinagres y demás bebidas alcohólicas elaboradas con uva. También las bebidas con graduación superior a 10º. Las bebidas refrescantes y los zumos en envases de más de 5 litros. Y por supuesto el caso de los productos de panadería o repostería, que por su naturaleza suelen consumirse en un plazo de 24 horas. Por otra parte los productos de confitería, porciones individuales de helados, sal de cocina, azúcar, chicles y productos de mascar tampoco tienen la obligación de mencionar una fecha de caducidad o de consumo preferente.

Cómo deben estar etiquetados los productos envasados

que debe llevar un producto en su etiqueta

El etiquetado de los productos debe contener, de manera obligatoria una serie de información. Entre la información básica encontramos: identidad, composición, propiedades, etc. Protección y uso: efectos sobre la salud, alérgenos, duración, almacenamiento y uso seguro. Y por supuesto nutrición: información nutricional y para consumir en dietas específicas.

Los alimentos envasados deben contar con esta información ya que, se envasan mucho antes de su venta. Esto quiere decir que, una vez envasados no se puede modificar el contenido sin abrirse dicho envase. Por ello, su etiqueta debe ser clara legible y estar en castellano. En ella debe indicar:

Denominación: qué es lo que contiene, la denominación legal del alimento en caso de existir. Esto nos ayuda a saber en todo momento de qué se trata el alimento envasado.

Ingredientes: qué ingredientes contiene ese producto envasado, las sustancias y las materias primas con las que ha sido elaborado y que se encuentran en el producto final. Existen excepciones como en el caso de los productos que contienen un solo ingrediente: frutas, hortalizas y patatas sin manipular.

Por supuesto los alérgenos deben constar en el etiquetado del producto envasado, ya que así indica a las personas que tienen cierta alergia o intolerancia, que no deben consumirlos.

La cantidad neta del producto, la fecha de caducidad, la conservación y utilización, el nombre de la empresa que lo fabrica y su dirección, el país de origen (obligatorio en el envasado de ciertos productos como son carnes), el modo de empleo, el volumen de alcohol que pueda contener el producto y por supuesto información nutricional.

Marcado de fechas

fecha-de-caducidad

Para distinguir si un producto tiene fecha de caducidad o fecha de consumo preferente nos tenemos que fijar en el etiquetado.

Fechas de duración mínima indicará lo siguiente: “Consumir preferentemente antes del… si incluye el día, el mes y el año” o “Consumir preferentemente antes de final de… en el resto de los casos (podrá indicar mes y año únicamente)

Fechas de caducidad, indicará: “Fecha de caducidad + día/mes y en ocasiones el año”.

Recuerda que hay alimentos, como hemos indicado antes, que no precisan fecha de caducidad.

Si buscas los mejores productos vegetales en conserva, con el mejor etiquetado y con las mejores materias primas, en Delicias Vegetales tenemos lo que estás buscando.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *