Principales beneficios de las alcachofas

Aunque a menudo se considera una verdura, las alcachofas (Cynara cardunculus var. scolymus) son un tipo de cardo. Esta planta es originaria del Mediterráneo y ha sido utilizada durante siglos por sus potenciales propiedades medicinales. Sus supuestos beneficios para la salud incluyen niveles más bajos de azúcar en la sangre y una mejor digestión, salud cardiaca y salud hepática.

El extracto de alcachofa, que contiene altas concentraciones de compuestos que se encuentran en la planta, también es cada vez más popular como suplemento.

Aquí están los 5 principales beneficios para la salud de las alcachofas y el extracto de alcachofa.

1. Cargadas de Nutrientes

Las alcachofas están llenas de poderosos nutrientes. Una alcachofa mediana (128 gramos cruda, 120 gramos cocida) contiene Fibra, Proteínas, Vitamina C, Vitamina K, Tiamina, Riboflavina, Niacina, Vitamina B6 y un larguísimo etcétera.

Las alcachofas son bajas en grasa y ricas en fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes. Particularmente ricos en folato y vitaminas C y K, también aportan importantes minerales, como magnesio, fósforo, potasio y hierro. Una alcachofa mediana contiene casi 7 gramos de fibra, lo que representa la friolera del 23-28% de la ingesta diaria de referencia (RDI).

Estos deliciosos cardos vienen con sólo 60 calorías por alcachofa mediana y alrededor de 4 gramos de proteína – por encima de la media de un alimento de origen vegetal. Además, la alcachofa es una de las verduras más ricas en antioxidantes (2, 3).

2. Puede reducir el colesterol LDL «malo» y aumentar el colesterol HDL «bueno».

El extracto de hoja de alcachofa puede tener un efecto positivo en los niveles de colesterol. Una gran revisión en más de 700 personas encontró que complementar con extracto de hoja de alcachofa diariamente durante 5-13 semanas condujo a una reducción del colesterol LDL total y «malo».

Un estudio en 143 adultos con colesterol alto mostró que el extracto de hoja de alcachofa tomado diariamente durante seis semanas resultó en una disminución del 18,5% y 22,9% del colesterol LDL total y «malo», respectivamente.

Adicionalmente, un estudio en animales reportó una reducción del 30% en el colesterol LDL «malo» y una reducción del 22% en los triglicéridos después del consumo regular de extracto de alcachofa.

Además, el consumo regular de extracto de alcachofa puede aumentar el colesterol HDL «bueno» en adultos con colesterol alto.

El extracto de alcachofa afecta el colesterol de dos maneras principales. En primer lugar, las alcachofas contienen luteolina, un antioxidante que previene la formación de colesterol. En segundo lugar, el extracto de hoja de alcachofa anima a su cuerpo a procesar el colesterol de forma más eficiente, lo que lleva a una reducción de los niveles generales.r el colesterol HDL «bueno».

3. Puede Ayudar a Regular la Presión Arterial

El extracto de alcachofa puede ayudar a las personas con presión arterial alta. Un estudio en 98 hombres con presión arterial alta encontró que consumir extracto de alcachofa diariamente durante 12 semanas redujo la presión arterial diastólica y sistólica en un promedio de 2.76 y 2.85 mmHg, respectivamente. No se comprende completamente cómo el extracto de alcachofa reduce la presión arterial. Sin embargo, estudios de probeta y en animales indican que el extracto de alcachofa promueve la enzima eNOS, que desempeña un papel en el ensanchamiento de los vasos sanguíneos.

Además, las alcachofas son una buena fuente de potasio, que ayuda a regular la presión arterial. No obstante, no está claro si el consumo de alcachofas enteras proporciona los mismos beneficios, ya que el extracto de alcachofa utilizado en estos estudios está muy concentrado.

4. Puede mejorar la salud del hígado

El extracto de hoja de alcachofa puede proteger su hígado del daño y promover el crecimiento de tejido nuevo. También aumenta la producción de bilis, que ayuda a eliminar las toxinas dañinas del hígado. En un estudio, el extracto de alcachofa administrado a ratones resultó en menos daño hepático, niveles más altos de antioxidantes y mejor función hepática después de una sobredosis inducida, en comparación con las ratas que no recibieron el extracto de alcachofa.

Los estudios en humanos también muestran efectos positivos en la salud del hígado. Por ejemplo, un ensayo en 90 personas con enfermedad hepática grasa no alcohólica reveló que el consumo diario de 600 mg de extracto de alcachofa durante dos meses mejoró la función hepática.

5. Puede Mejorar la Salud Digestiva

Las alcachofas son una gran fuente de fibra, que puede ayudar a mantener su sistema digestivo saludable al promover bacterias intestinales amigables, reducir su riesgo de ciertos cánceres intestinales y aliviar el estreñimiento y la diarrea.

Las alcachofas contienen inulina, un tipo de fibra que actúa como prebiótico. En un estudio, 12 adultos experimentaron una mejoría en las bacterias intestinales cuando consumieron un extracto de alcachofa que contenía inulina cada día durante tres semanas.

El extracto de alcachofa también puede aliviar los síntomas de la indigestión, como la hinchazón, las náuseas y la acidez estomacal.

Un estudio en 247 personas con indigestión determinó que el consumo diario de extracto de hoja de alcachofa durante seis semanas redujo los síntomas, como la flatulencia y las incómodas sensaciones de saciedad, en comparación con no tomar el extracto de hoja de alcachofa.

La cinarina, un compuesto natural de las alcachofas, puede causar estos efectos positivos al estimular la producción de bilis, acelerar el movimiento intestinal y mejorar la digestión de ciertas grasas.

Como veis, todo son ventajas. Larga vida a las alcachofas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad